EspañolEnglishDeutschFrançais
by Transposh - Plugin de traductor de Google y Bing para WordPress

Qué hacer si pierdes a tu mascota y si te encuentras un perro o gato abandonado.

¿Qué hacer si pierdes a tu perro?

Una de las situaciones a las que un propietario nunca querría enfrentarse es que su perro se pierda. La angustia puede apoderarse de nosotros y hacer que no actuemos convenientemente, pero las primeras horas son cruciales y debemos conocer los pasos que tenemos que dar y saber a quién recurrir para recuperar a nuestro amigo.

Los perros son casi como los niños: si nos despistamos un momento, pueden hacer cualquier travesura o despistarse y alejarse de nuestro lado hasta que terminan perdidos. Lógicamente, tenemos que tomar todas las medidas que estén a nuestro alcance para evitar que esto suceda; algunas reguladas por ley y, por tanto, de obligado cumplimiento.
Así ocurre con el microchip, una herramienta que puede ser vital para encontrar a un perro extraviado. Es obligatorio para controlar el abandono y poder sancionar a las personas que lo cometen pero, a la vez, si el animal se pierde, un veterinario podrá conocer sus datos y así contactar con su dueño. Las leyes autonómicas también exigen que perros y gatos sean inscritos en sus correspondientes registros.
Otra precaución que también tenemos obligación de cumplir es llevar a los perros con correa que, en el caso de los catalogados como peligrosos, no puede ser extensible ni superar los dos metros. En este último caso los animales deben salir a la calle con bozal.
Dado que los perros necesitan hacer ejercicio al aire libre, existen zonas adecuadas para ellos en las que pueden estar sueltos y jugar con otros canes. Debemos estar muy atentos pues es en estos momentos de diversión cuando pueden despistarse y desaparecer. Hay que vigilarles en todo momento cuando no les llevemos atados pues son muchas las causas por las que podrían alejarse como una perra en celo o un ruido fuerte que les asuste y provoque que salgan corriendo sin ningún control. Por último, si usted es de los que tiene la costumbre de dejar a su mascota atada a las puertas de los comercios, sepa que en estos casos no sólo existe riesgo de fuga sino también la posibilidad de que alguien robe al animal.
DENUNCIAR LA DESAPARICIÓN Pero, si a pesar de haber sido muy cuidadosos, nuestro amigo ha conseguido escaparse, debemos mantener la calma y actuar con sentido común. Primero nos volveremos locos buscándole por la zona en la que ha desaparecido. Le llamaremos a gritos, preguntaremos a la gente si lo ha visto y no descansaremos hasta que se haga de noche. Es una reacción normal y quizá consigamos encontrarlo y todo acabe en un pequeño susto. Si no es así, debemos ponernos en contacto con el Archivo de Identificación de Animales de Compañía –que es donde se almacenan los datos que contienen el microchip- para avisar de su desaparición. Podemos hacerlo llamando nosotros mismos o a través de nuestro veterinario. En la cartilla del animal encontraremos los números de teléfono y el número del microchip que nos solicitarán. Asimismo, tendremos que acudir a la Policía Municipal para denunciar la pérdida antes de que transcurran 48 horas y quedarnos con una copia de la denuncia. Con ello, evitaremos que nos acusen de abandono.

¿Qué hacer si se pierde mi gato?

 

Si tu gato se pierde

Para maximizar las posibilidades de encontrar a un gato perdido tienes que actuar rápido. ¡Y no ponerte nervioso!
  1. Dedica al menos 15-30 minutos a llamar al gato por su nombre, rodeando el sitio donde fue visto por última vez. Haz sonidos familiares, como golpear el borde de una lata con un tenedor o agitar una caja de comida seca.
  2. Deja una puerta entreabierta al volver a casa.
  3. Informa inmediatamente a los vecinos sobre la ausencia de tu gato y pídeles permiso para mirar en sus garages ya que los gatos en ocasiones se esconden ahí. Si sus ventanas dan a tu casa quizás puedan echar un vistazo por ti.
  4. Peina el vecindario (reclutando a vecinos y niños si es posible) informando puerta a puerta de las características de tu gato, tu número de teléfono y ofreciendo una pequeña recompensa por cualquier información.
  5. Camina o pedalea arriba y abajo por la última calle en que se vió a tu gato y pasea con tu coche por tu vecindario. Pregunta a la gente que te encuentres y amplía tu búsqueda a campos y bosques de los alrededores.
  6. Los gatos que no están acostumbrados a vivir en el exterior pueden entrar en pánico y esconderse entre los arbustos. Los gatos heridos o enfermos también tienden a esconderse.
  7. Utiliza las secciones de “perdidos y encontrados” de los periódicos locales para  anunciar tu pérdida, y revisalos diariamente por si alguien comunica que lo ha encontrado.
  8. Prepara pasquines con la información relevante sobre tu gato, incluyendo su nombre y una descripción de su aspecto. La información de contacto debe incluir nombre, teléfono y e-mail. Si es posible, incluye una fotografía de tu mascota y fotocópialo. Imprime y distribuye los pasquines por donde tu gato fue visto por última vez y  también en los alrededores de tu vecindario. Distribuyelo también en todos los tablones informativos que tengas a tu alcance.
  9. Llama a los veterinarios cercanos avisándoles de tu pérdida y proporciónales la información del punto anterior.
Muchas mascotas perdidas se llevan a los refugios cercanos o perreras. Las oganizaciones locales de ayuda a los animales también son un sitio que conviene visitar. Asegúrate de proporcionar detalles como el color, la edad, el tamaño, el temperamento y otros datos identificativos (microchip, collar, etc…).  

¿Si me encuentro un perro o gato abandonado que hago?

Que hacer si te encuentras un perro

  Por desgracia son muchos los perros que vemos vagando diariamente por las calles, campos, carreteras…y muchos quieren ayudarles pero no saben cómo actuar exactamente. ¡Esperamos que los siguientes consejos os sean útiles y entre todos podamos ayudarles!

En primer lugar lo que hay que hacer cuando te encuentras un animal  es intentar cogerlo y acercarlo a un veterinario donde de forma gratuita  le pasarán el lector del microchip, ¡puede que no esté abandonado, que  se haya perdido y que sus dueños lo estén buscando!

En  algunos casos se dejarán coger fácilmente, pero en otros estarán  asustados y al no conocernos no se acercarán lo suficiente a nosotros.  Lo importante a la hora de acercarse es hacerlo con tranquilidad, sin  movimientos bruscos y sin levantar la voz. Hay que procurar que el  animal no se asuste porque puede huir y sufrir un atropello, si se le  ofrece agua y algo de comida es probable que se sienta más protegido y  seguro. Con un poco de paciencia conseguiremos que confíe en nosotros y  se deje coger.

Si el perro lleva microchip el veterinario  podrá contactar con los dueños para que lo recuperen, ¡y tú te irás a  casa con la satisfacción de haberle ayudado a regresar a su hogar! Si no  lo lleva puede ser porqué haya sido abandonado o esté perdido pero sus  dueños jamás se preocuparon de ponerle el microchip pensando que no era  importante. En cualquier caso, si no te puedes quedar con él de forma  permanente hay que empezar cuanto antes en la difusión para encontrarle  un nuevo hogar.

 Seguramente  lo primero que quieras hacer es llamar a protectoras para  dejarlo en el refugio, pero por desgracia todas las protectoras estamos  saturadas debido al elevado número de abandonos y por más que nos  gustaría ayudar no tenemos sitio para él, por lo que no lo vamos a poder  cógelo inmediatamente, pero si te vamos a poder ayudar en la difusión. Hazle un hueco en tu casa, se su familia de acogida hasta que entre todos le encontremos un nuevo hogar. Si esto no sucede, por lo menos tenlo en tu casa hasta que tenga vacunas y exista hueco en la protectora para poder recogerlo, las vacunas se hace cargo la protectora pero si le tienes en tu casa hasta entonces,así puede entrar en una jaula sin peligro de enfermar.

Si te encuentras un gato sociable en la calle el proceso es el mismo. primero mirar si tiene chip y sino lo tiene hay que intentar entre todos poder encontrarlo un hogar definitivo.